Diario Comunal

Cerrar la escuela

CERRAR la escuela, definitivamente es abrir otra pero distinta. No volver al salón es mirar al mundo ya no desde el salón, sino viviéndolo de manera directa.


Se nos decía que si queríamos ser alguien, debíamos ir a la escuela. Ahora seremos alguien pero sin la escuela. ¿Pero cómo?. Esa es la cuestión. Estamos tan hechos de verdades no nuestras, que resulta casi imposible, entender que realmente existe otra manera de aprender el mundo.

Antes se nos educaba con base en el libro, ahora lo quieren hacer a través de la televisión y del internet. El resultado de ambas orientaciones es la misma, nos aleja del mundo real.


Cabe preguntarse, que es lo que se logra realmente con ir a la escuela. Asceder en una pirámide social, en la que si no te escolarizas, corres el riesgo de estar en la escala más baja de la sociedad. Más pobre, más ignorante, más sonso en pocas palabras. Es decir, tienes que conocer el mundo del salón o el de la televisión, para ser alguien.

¿Entones, los sabios sólo están en el mundo escolar ? Creo que ni Albert Einstein lo hubiera aceptado.


El miedo a la ignorancia como categoría, nos excluye del mundo real, si, el que está al salir de la escuela, el mundo que no te califica, el mundo que te enseña lo que la escuela no te da. La vida real, concreta, la que tus sentidos comprueba a cada instante.
Y que quede claro, los maestros no tienen la culpa, ellos por haber ido a la Escuela se les contrató para que nosotros dejáramos de ser “ignorantes”. Y son ellos ahora también los convocados a enfrentar la lógica de la pantalla.
Pero su creatividad no puede lograrlo todo. Los padres de familia, toda la ciudadanía será maestro de aquí en adelante, al menos que nos conformemos, con lo que, desde la televisión, se nos indique lo que es el mundo.


Es decir, si ya teníamos lentes escolarizados, ahora tendremos dobles lentes polarizados. Si, los que nos impidan ver al sol. En todos está la respuesta.

Comenta con tu cuenta de facebook

Jaime Martínez Luna

Ser Comunal. Zapoteco Serrano.

Deja un comentario

Artículos relacionados

Back to top button