Educación

“Aprende en casa” dejó fuera a la mitad de los estudiantes ¿lo resuelve la teleducación?

Mariana Morales / La izquierda diario

La SEP decidió continuar con el ciclo escolar en el contexto de la pandemia bajo el modelo de educación en línea con el programa “Aprende en Casa” que significó dejar fuera a la mitad de los estudiantes.

En el informe presentado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) “Desarrollo Humano y Covid-19 en México: desafíos para una recuperación sostenible”, señala que “en México, solo el 44.3% de los hogares cuentan con equipo de computación y únicamente 56.4% cuenta con conexión a Internet. En el ámbito rural, las cifras son considerablemente menores: 20.6% y 23.4% de los hogares cuentan con computadora y con conexión a Internet, respectivamente”.

Según estimaciones de la SEP, habrá por lo menos 800,000 estudiantes que actualmente cursan el tercer año de secundaria que van a interrumpir su educación media superior (Boletín SEP; junio 2020), y en el caso de media superior y superior tendrá una reducción de 15.55% (PNUD; junio 2020), esto es más de 640 mil estudiantes universitarios no podrán regresar a la escuela.

En el caso de las maestras y maestros, “la brecha digital tiene también un efecto sobre el cuerpo docente, pues muchos de ellos no cuentan con capacitación para el uso de las tecnologías en procesos pedagógicos, ni con los materiales didácticos para ese mismo fin, por lo que enfrentan complicaciones en el proceso de enseñanza ” (PNUD; junio 2020). Y es además de las herramientas para la enseñanza en línea que también muchos docentes, no cuentas con los medios tecnológicos y espacios necesarios en sus hogares para realizar sus labores.

«Es la desigualdad en el acceso a las tecnologías, lo que apunta el informe, sin embargo, también se agudiza con la situación económica de las familias, cruzada por una profunda crisis económica.»

“Aprende en casa II” y la educación teledirigida

Con la pandemia en curso, México se encuentra entre los primeros lugares de contagios y defunciones por Covid-19. Bajo este contexto, AMLO y las principales televisoras en México, firmaron un convenio millonario por 450 millones de pesos, el pasado 3 de agosto, para que “la educación llegue a 30 millones de estudiantes”.

El “antídoto” de AMLO para el combate a la desigualdad en educación es pagar 15 pesos (en promedio) por cada estudiante inscrito a las televisoras; no es “tarifa política, es una “tarifa social” declara.

La primera estrategia de la SEP, resultó un profundo fracaso, contrario a las estadísticas del Secretario de Educación, Esteban Moctezuma, revelando las profundas desigualdades del estudiantado y los millones de excluidos.

Ahora el “Aprende en Casa II”, implica un retroceso a nivel pedagógico, educativo y ahora, excluyendo a los docentes, pilares fundamentales de la educación.

El modelo de la SEP, avanza en contra de la educación pública, gratuita y crítica, conviertiéndola en un objeto de inversión, en la que los principales beneficiarios serán las televisoras ya millonarias del país. Educación Bancaria la llamó Paulo Fraire, indicando la eliminación del proceso de aprendizaje y enseñanza crítica.

Ante las críticas de maestras y maestros a los modelos implementados por la SEP, de la negativa de la CNTE a implementar la educación teledirigida, las autoridades educativas mantienen una posición de cerrazón.

Por ello, sólo las comunidades escolares, estudiantes, educadores y familiares pueden generar un plan de regreso a clases con “Escuelas seguras, socialmente justas y totalmente gratuita”.

Comenta con tu cuenta de facebook

Proyecto Ambulante

Colextivo de Medios Libres. Construyendo y Compartiendo Contrainformación

Deja un comentario

Artículos relacionados

Back to top button