Hotel Abismo

Paramilitares, militarización, calumnias en medios y megaproyectos

Las autonomías indígenas zapatistas y las del Congreso Nacional Indígena (CNI) están bajo ataque contrainsurgente por oponerse al Tren Maya y al Transístmico.

Paramilitares atacaron al ejido Tila autónomo y algunos medios lo manejan como “enfrentamiento entre ejidatarios y EZLN”.

Reactivados por el actual gobierno, al igual que los Chinchulines y Orcao, los paramilitares de Paz y Justicia se presentan como víctimas y piden que entre la Guardia Nacional.

El manejo tendencioso de los medios es la pinza que complementa a la militarización y paramilitarización.

Organizaciones de Guerrero, como el Concejo Indígena y Popular Emiliano Zapata (CIPOG EZ), llegaron a la Ciudad de México a denunciar que viven cercados por narcoparamilitares. El Cipog EZ es integrante del CNI, pero los medios lo manejan como “EZLN”.

NO es casual ese manejo mediático. Es parte de la estrategia contrainsurgente: hacer pasar a las organizaciones del CNI como el EZLN y hacer pasar a los paramilitares agresores como  víctimas de “ataques del EZLN” o de “enfrentamientos”.

Quieren justificar la presencia militar y la de la Guardia Nacional.

En Chiapas, la construcción del Tren Maya está a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Hay una alianza entre quienes imponen esos proyectos en el sureste y medios que defienden el Tren Maya (como El Heraldo) y atacan a toda oposición a los megaproyectos.

Este manejo mediático es para calumniar al EZLN y al CNI y justificar la militarización de Chiapas y del sureste mexicano como pare de la estrategia para imponer los megaproyectos.

Ese es “el paraíso de inversiones” que ofrece el gobierno mexicano a los intereses de Washington y el capital transnacional.

Comenta con tu cuenta de facebook

Javier Hernández Alpízar

Periodista, solidario con las causas justas

Deja un comentario

Artículos relacionados

Back to top button