Oaxaca

Violencia feminicida escalofriante en Oaxaca, y la Secretaría de las Mujeres duerme

Zona Roja

La violencia feminicida, la desaparición de mujeres, así como las agresiones, están incontrolables en Oaxaca. Las cifras son escalofriantes.

Tres titulares ha tenido la Secretaría de las Mujeres Oaxaqueñas (SMO) y ninguna ha podido con la prevención. ¿La procuración de justicia? Peor; impunidad es el sello de la Fiscalía General del Estado, según informes de organismos civiles nacionales y de Oaxaca.

Las cifras las registran cotidianamente a través de diversos medios informativos, principalmente Consorcio Oaxaca y el Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos”.

El fracaso de Alejandro Murat Hinojosa, a cuatro años de gobierno, es desastroso. Tan desastroso que ya rebasó el número de asesinato de mujeres en el sexenio de su padre, José Murat Casab, de Ulises Ruiz y ya igualó al de Gabino Cué Monteagudo; al actual gobernador aún le quedan dos años de mandato.

LAS CIFRAS

Por ejemplo, Consorcio Oaxaca señala que del 1 de diciembre de 2016 al 9 de noviembre de 2020 fueron agredidas dos 299 mujeres por razón de género, de las cuales 43% (978) han sido desaparecidas.

El 57% restante (1,321 casos) corresponde a 467 feminicidios; 408 casos de violencia familiar; 320 delitos sexuales; 75 suicidios y 51 casos de violencia política de género.

Además, en el sexenio de Murat hijo, tan sólo en este año 2020 han desaparecido 296 mujeres y 86 han sido víctimas de feminicidio, a esta cifra se sumaría el reciente asesinato de Alma Itzel R. de 21 años, quien desapareció el pasado 3 de noviembre de 2020 en el municipio de Santa Cruz Itundujia.

Consorcio Oaxaca destaca que, en cuatro años de mandato de Alejandro Murat, el 90% de la violencia feminicida ha sido permanente en cinco regiones: Valles Centrales, con 963 casos; Mixteca, con 343; Istmo, con 294 casos; Costa, con 241 y la Cuenca del Papaloapam, con 237.

¿Qué se ha hecho al respecto? En cuanto a impunidad, ZONA ROJA destacó la semana pasada datos de la organización Impunidad Cero, que reveló que durante el año 2019, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca no logró ninguna sentencia en contra de feminicias.

Por lo demás, son las propias organizaciones sociales y las víctimas quienes han denunciado cotidianamente una alta y cruenta impunidad por parte de la dependencia que aún encabeza Rubén Vasconcelos Méndez, y cuya cuestionada gestión merece capítulo aparte.

Apenas este domingo 15 de noviembre, un padre y madre de familia intentaron interceptar, sin violencia, la comitiva del gobernador Alejandro Murat tras acudir al Congreso, para exponerle que la Fiscalía se ha negado a detener al presunto violador de su hija menor de edad; la respuesta fue empujones para que se quitaran del paso vehicular.

¿EL REMEDIO?

Ni Míriam Pilar Liborio Hernández ni Mariuma Munira Vadillo ni mucho menos Ana Vásquez Colmenares, han podido impulsar una estrategia eficaz para enfrentar la problemática en violencia de género.

Esta última, su única distinción, y aún preocupación y ocupación, es cuidar la imagen personal de políticos y funcionarios, incluyendo el gobernador; fuera de ello, no tiene absoluta experiencia académica en materia de género.

Tan preocupada está por la imagen, que su interés es “salir bien” en fotos y videos; posar para las cámaras, sonreír y sonreír, así sea en reuniones donde se discute la grave problemática.

¿El resumen? Menosprecio del gobernador Alejandro Murat por la atención a la violencia de género y feminicida, al optar por tres titulares que desconocen totalmente del tema.

¿Se puede combatir la violencia y crear una estrategia eficaz para desalentar esa violencia desde las comunidades?

Sí, y fue la Secretaría de Pueblos Indígenas y Afromexicano, que encabeza Eufrosina Cruz Mendoza, quien dio, en un solo y claro ejemplo, la muestra de que es posible emprender, desde ya, una campaña eficaz.

Y fue el pasado 4 de noviembre en que en la cara de Ana Vásquez, la dependencia presentó “Que te caiga el 20”, una estrategia basada en audiovisuales en lenguas indígenas, así como materiales impresos de sencilla comprensión, basado en un equipo de expertos.

Se trata de un programa dirigido a evitar agresiones y abusos sexuales, así como a defender el derecho a la educación de niñas, adolescentes y mujeres en 30 municipios indígenas y afromexicanos del estado con Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres (AVGM).

Lo hizo en coordinación con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim); gestionó y logró financiamiento; contrató a un grupo de mujeres periodistas dedicadas al tema; a un equipo técnico para elaborar los materiales y listo.

Tras ello, los equipos de trabajo recorren municipios indígenas para distribuir el material, en lenguas autóctonas, sostener reuniones de trabajo, concientizar, concientizar y concientizar.

¿Se logrará erradicar totalmente la violencia contra las mujeres? Difícil, por muchas circunstancias, pero vale la pena intentarlo.

LA SENTENCIA

¿Se puede permear en la sociedad los mensajes de prevención? Pues la Secretaría de Pueblos Indígenas, en un corto tiempo, está demostrando que sí y, está haciendo la tarea de la Secretaría de las Mujeres, cuyas actividades a cuatro años de gobierno se desconocen; mucho menos cómo y dónde aplica los presupuestos destinados a ello.

Quedan dos años al gobierno de Alejandro Murat, los mismos que estarán dedicados a la política electoral; o aprende y se decide a combatir de frente la violencia, o Alejandro Murat quedará como el gobernador más feminicida en la historia de Oaxaca, por sus graves omisiones. Y seguirá heredando una sociedad cada vez más agraviada, cada vez más lastimada… cada vez más irritada.

Comenta con tu cuenta de facebook

Proyecto Ambulante

Colextivo de Medios Libres. Construyendo y Compartiendo Contrainformación

Deja un comentario

Artículos relacionados

Back to top button