Feminismos

Estudiantes respaldan a Estefanía y exigen a la UADY espacios sin violencia

Claudia Arriaga / Haz Ruido

Al grito de “¡la UADY no me cuida, me cuidan mis amigas!”, las jóvenes protestaron en las puertas de la Facultad de Medicina tras darse a conocer el caso de abuso sexual.

Mérida, Yucatán, 31 de marzo del 2021.- Estudiantes de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) protestaron a las puertas de la Facultad de Medicina en respaldo a la joven Estefanía Balam Campos, quien denunció que durante sus prácticas profesionales en el Centro de Rehabilitación Arca de Noé fue víctima de abuso sexual. Además, exigieron a las autoridades académicas que tomen acciones que garanticen espacios seguros de cualquier violencia de género contra las mujeres.

Una de las estudiantes que acudió a apoyar a sus compañeras enfatizó que buscan visibilizar la violencia que viven cuando estudian, la cual muchas veces no denuncian por vergüenza y miedo.

“A toda la sociedad le pido que tenga empatía, porque el hecho de que ustedes o sus familias no vivan esto, no quiere decir que no exista. Lo estamos visibilizando porque nuestras compañeras sienten que las van a rechazar y criticar como muchos de ustedes han hecho”, explicó.

Lamentó que para muchas personas estos temas no son relevantes y se burlan. “Que piensen si es justo que por venir a estudiar y superarnos tenemos que pasar por todo esto, yo creo que no”, abundó.

Al grito de “¡la UADY no me cuida, me cuidan mis amigas!”, las jóvenes instalaron un tenedero a la puerta de la Facultad. Además, recordaron que la Universidad no solo ignora sus denuncias, sino que contribuye a revictimizarlas cuando en lugar de solucionar el problema, son ellas las que tiene que esconderse.

“No es justo que mis sueños se trunquen por alguien que me acosa, por un directivo, un secretario o una persona que simplemente me violenta. Exijo servicios sociales dignos de sentirnos seguras y no simplemente nos muevan de un lugar por el cual luchamos, en una institución en la cual nosotras luchamos por mantener un promedio alto”, comentó otra estudiante.

Sobre el caso de Estefanía Balam, la UADY informó que después de hacerse público, terminó la relación con el Centro de Rehabilitación Arca de Noé y que interpuso una denuncia ante la Fiscalía de Yucatán.

Sin embargo, la joven exhibió en redes sociales que el director de la Facultad de Medicina, Carlos José Castro Sansores, lejos de darle seguimiento al caso respondió que como era alumna egresada ya no era de su competencia. De nada sirvió que la joven pidiera ayuda hace dos años, cuando ocurrieron los hechos, pues la docente encargada de las prácticas profesionales, María del Rosario Barradas Castillo, la ignoró.

Comenta con tu cuenta de facebook

Proyecto Ambulante

Colextivo de Medios Libres. Construyendo y Compartiendo Contrainformación

Deja un comentario

Artículos relacionados

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: