México

Tren Maya amenaza a los jaguares de la Península

Herbeth Escalante / Haz Ruido

Este megaproyecto de la 4T disminuirá gravemente las capacidades de sobrevivencia de dichos felinos a largo plazo. La región sufrirá una fragmentación brutal, no sólo por las líneas del tren de alta velocidad, sino por el reordenamiento territorial que se realizará con los polos de desarrollo.

Mérida, Yucatán.- El trazo del Tren Maya y la construcción de sus polos de desarrollo representan una amenaza para la sobrevivencia de los jaguares de la Península de Yucatán, pues se fragmentarán sus territorios y provocarán la erosión genética de la especie.

Para Juan Carlos Faller Menéndez, miembro del Grupo de Expertos en Conservación y Manejo de Felinos Silvestres de México, este megaproyecto de la Cuarta Transformación disminuirá gravemente las capacidades de sobrevivencia de dichos animales a largo plazo.

Dijo que de acuerdo con estimaciones realizadas por diversos grupos ambientalistas, en la Península sólo quedan entre mil 200 y mil 800 jaguares, los cuales estarían severamente amenazados con esta obra. Además, se tratan de ejemplares en peligro de extinción protegidos por la Norma 059 de la Semarnat.

“La Península de Yucatán es la principal ecorregión del país que alberga a estos felinos, la cual sufrirá una fragmentación brutal, no sólo por las líneas del tren de alta velocidad, sino por el reordenamiento territorial que se realizará con los polos de desarrollo que contempla el proyecto”, señaló el experto.

Recordó que estas especies de ciudades que se levantarán cerca de las estaciones del Tren Maya implicarán un importante crecimiento de la población humana, y por lo tanto derivará en devastación de flora y la contaminación del agua y el suelo con desechos, impactando a la selva del sureste. Al tratarse de un ecosistema tan frágil, también los jaguares sufrirán afectaciones.

Faller Menéndez abundó que esta infraestructura serán barreras que impedirán el avance de los jaguares machos, quienes al año recorren cientos de kilómetros en busca de territorios en donde establecerse cuando son expulsados por sus madres al crecer. De tal forma que el Tren Maya será un obstáculo para el intercambio genético entre los felinos del interior de la Península y de los que viven en la costa.

“Provocará una erosión genética, si deja de haber ese intercambio con el paso del tiempo se cortará ese vínculo hereditario”, insistió, al recordar que la mayoría de los jaguares viven en las selvas del sur en Campeche y Quintana Roo, pero también hay una población importante en la región de la costa que abarca Los Petenes y los puertos yucatecos de Celestún y El Palmar.

El Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur) ha hecho énfasis en que para evitar estos impactos se construyen pasos de fauna a lo largo de la vía férrea del Tren Maya. Supuestamente estas estructuras, como puentes y pasos subterráneos, permitirán que las especies circulen libremente.

A la par de estas obras, biólogos contratados por la dependencia están reubicando aves, reptiles, anfibios y mamíferos que vivían en los montes aledaños de las vías del tren. Tan sólo hasta el mes de enero fueron “rescatados” 432 ejemplares en el tramo tres de Yucatán, informó Enrique Jesús Castellanos Zapata, residente de medio ambiente del proyecto en dicha zona.

Al respecto, Faller Menéndez catalogó esos pasos de fauna y las reubicaciones de animales como un “show barato” que no solucionarán el reordenamiento territorial que atentará contra las selvas, el suelo de la región y a los felinos que están en peligro de extinción.

Y por si fuera poco, la empresa contratada por Fonatur para hacer los estudios de diseño de los pasos de faunaes Servicios Ecológicos y Científicos S.A. de C.V., del investigador de la UNAM, Gerardo Ceballos González, quien en 2018 presentó el Censo Nacional del Jaguar (Cenjaguar) que en realidad se trató de una estimación de cuántos felinos hay en el país. El contrato fue de 9.8 millones de pesos, a través de una invitación a modo, quizás para que el especialista legitime el megaproyecto. Él, hace unos años, fue acusado por el exsecretario de Medio Ambiente, Víctor Toledo, de ser un corrupto al trabajar para grandes corporativos como Cemex y Telcel.

“El jaguar en sumamente sensible a los cortes drásticos del hábitat. El Tren Maya será de alta velocidad, superará los 100 kilómetro por hora, por lo que para proteger esta obra crearán barreras que fragmentarán al ecosistema completo”, insistió Faller Menéndez. (Foto: Getty Images)

Comenta con tu cuenta de facebook

Proyecto Ambulante

Colextivo de Medios Libres. Construyendo y Compartiendo Contrainformación

Deja un comentario

Artículos relacionados

Back to top button